Daniel Muñoz , Actor.

Daniel ¿por qué crees tú que la gente se identifica tanto contigo con ser un tipo normal, con tus personajes, fue un cuevazo o fue algo pensado desde antes?    Es como difícil como explicar el asunto, claro uno dice “nunca he pensado en agradar a la gente con mi trabajo” y la verdad es que sí, igual en el fondo uno con la actuación en el publico en la audiencia uno influye, uno quiere hacer un buen trabajo,uno quiere producir un efecto positivo en la gente, ser apreciado. Yo creo     que     eso viene desde la infancia,     viene del carácter mío,   yo creo que es conciliador, siempre en las discusiones he tratado de situarme al medio de buscar el consenso e incluso hoy mi opinión tiende a como buscar el centro, encuentro razón en casi todo, tomo con consciencia que todos hablan con cierta verdad y de ahí saco una opinión… y quizás eso se traduce en los personajes, por eso logran interpretar a la mayoría

La gente te ve como un tipo que puede saludar en la calle, no como una “estrella” inalcanzable

Y es así, Me gusta la amabilidad de la gente, la gente es amable, salvó unas vez a las quinientas te toca un “pastel” que te dice una talla media antipatica y ahí uno se queda callado y no responde, pero generalmente es agradecimiento

Daniel ¿cómo nació la idea de venir a estudiar teatro a Santiago? ¿Porque te picó el bicho de venirte de san Fernando a estudiar Teatro a la universidad de Chile?

Si uno quería ser actor no se tenía otra posibilidad, creo que existía la universidad de chile y en la Católica estaba cerrada, instituto que recuerde… Fernando González, que recuerde quizás había otro más, pero paremos de contar, no como hoy que hay cientos, entonces si yo quería ser actor. fue algo que yo empecé a descubrir en el colegio,  en el instituto Marista que era un colegio que potenciaba, que estimulaba bastante la rama artística, mi profesor José contreras, mi grupo de etatro donde participaba, entonces empecé a descubrir bien “cabro” que era lo que quería, en un principio era el escenario el que me gustaba no necesariamente la actuación, después ya se puntualizó en la actuación, y cuando llega la hora de decidirse se acaba el colegio y hay que pensar en los estudios superiores y no sé hacer otra cosa, tuve el apoyo de mi familia, que es fundamental, tuve el apoyo de mis profesores y el apoyo mío, yo estaba convencido que era lo que quería y estaba muy convencido la verdad para esa etapa de la Universidad, cumplí con todos los rituales, y tuve el conflicto del provinciano que viene la capital, eso sí lo tuve.

Daniel como llegaste a ese casting para sábados gigantes para el famoso “efe” ¿cómo fue de pasar piola al reconocimiento en la calle, como fue ese contraste?

Siempre por mis problemas económicos acá en Santiago me las rebuscaba por aquí o por acá, había postulado a varios castings y no me resultaban, no era buen para eso, pero un día se me dio la posibilidad de ir al canal 13, estaban buscando un personaje para un sketch que hoy son los “sitcoms” , me preparé tuvo un gran momento de lucidez para construir el personaje, y pase rápidamente a la pre selección y después seleccionado, en base a una propuesta muy personal , el personaje ya estaba escrito, pero darle vida a ese personaje, construirlo, dependió de mi y ese fue el impulso definitivo a lo que soy hoy como actor, ese momento en televisión en Sábados Gigantes me abrió el camino para mi carrera profesional en TV, porque siempre trabaje paralelamente en TV y en teatro.

Daniel si uno ve tu carrera ganan por boleta los personajes que son buenos para la talla, ladinos, un tipo que uno ve en la calle, en la vega ¿ porque elegiste a través del humor hacer una especie de homenaje a nosotros mismos?

La verdad es que yo no elegí, fui elegido, partió todo con el “efe” como tenia mas o menos claro como el personaje se me daba fácilmente el aportar, tenía claro lo que decía el personaje y producto de mi experiencia de vida sabia como podía hablar y que tallas podía echar, y Pato campos que era el guionista aceptaba bastante, tenia buenos maestros como al Ana González, tenysonn ferrada, uno va aprendiendo, ramón nuñez, imagínate, empecé a aprender, fue como mi primera escuela como para poder trabajar personajes de este tipo. Ya después con el tiempo los personajes del “Venga Conmigo”  de mi gran amigo en ese entonces Ariel Galindo, él era el creador de todo ese lenguaje , lo que hacía y que tuve mucha suerte fue en recibir ese material muy bien trabajado y con Ariel éramos, somos compadres y trabajamos en taller y yo aportaba lo que conocía, tuve suerte de encontrármelo y poder trabajar, era un tremendo equipo, elaboramos una técnica de trabajo para poder tener resultados de trabajo todas las semanas durante muchos años, fueron muchos guiones y muchos personajes que surgieron de esa dupla y con las limitaciones que uno tenía para decir cosas en esa época, encontramos un resquicio y en el fondo nos dimos cuenta que podíamos decir lo mismo que nos estaban censurando y decirlo de otra manera y eso fue un gran “plus” para el éxito de los personajes, de los diez personajes que él me podía proponer yo elegía y sentía que podía expresarme, claro era algo instintivo en un principio pero también tenía que ver con mi historia, por mi vida yo tuve mucho contacto y me considero gente del pueblo, con gente común y corriente, era eso lo que se reflejaba en los personajes el campo, el pueblito, y un sentido del humor más básico, que quizás estaba mezclado con el leseo de darle naturalidad al personaje, de no sobrecargar de darle humanidad, lo que ayudaba a que el publico los recibiera bien, si bien no eran tan, tan graciosos.

Cuando uno esperaba ver al “Malo” que era un choriflay como espectador ya se te empieza  a ver en el cine ¿cómo fue esa transición o entrar en el mundo del cine?

Era un anhelo que venía arrastrando ya hace tiempo, cuando empezó el cine chileno a notarse un poquito más, claro uno como actor decía que bonito sería la experiencia del cine, años antes la había vivido un poco con la experiencia de los comerciales, en formato cine y me gusto mucho la experiencia, fue exigente, me gustó pero solo un spot, y ya trabajar en una película eran palabras mayores, estábamos en los ensayos del “Desquite”, la película fue un resultado de la obra de teatro, y ahí el Boris (quercia) me dijo que Wood ( Andrés) quería hacerme un casting para la película, y mientras ensayábamos el Boris con una camarita me grababa, mientras yo me vestia , me maquillaba, los movimientos, se lo llevó al Andrés (Wood) y dio el visto bueno, y en Historias de Futbol , tenía que ver con un trabajo anterior que eran los trasnochados, personajes muy parecidos a lo que salió en la película de Wood.

 No quiero no dejar de comentar una película que en lo personal me encanta que es “Taxi para Tres” como llegaste a esa película

Se acerco Orlando (el director) nació una gran amistad, fue un proceso de investigación muy entretenido donde llegamos a las poblaciones, Orlando organizo una fiesta con los “chorizos” en una casa, me acuerdo que llegamos y ahí llegaron muchos compadres entre esos uno de ellos que le decían el “colo- colo” , con estos gorritos como de pescador con una nariz muy “aguileña” y que tenía una voz, más bien no tenia voz, e inmediatamente con el Orlando dijimos por ahí va la cosa, y después me puse a conversar y después esta el resultado del “chavelo” que era el personaje de Taxi para tres, fue un proceso de investigación muy entretenido, muy cercano al proceso teatral y de caracterización, claro yo estaba haciendo el malo en ese momento, y eran muy similares de hecho podrían ser personajes de la misma cuadra o del mismos sector de la población, pero había que diferenciar el malo era un personaje caricaturesco y el “chavelo” era un personaje real. En el cine todo se presenta como algo muy seleccionado y para mucha gente puede ser como muy caricaturesco, aunque sea real porque el cine lo presenta en primerísimo primer plano, y creo que esa fue la reacción… el trabajo fue muy agotador con un director de fotografía que se tomaba muchas horas en preparar un plano, satisfactorio por lo que vino después, por fin una película chilena le iba tan bien acá en chile, después vino el “Chacotero”, dejó la escoba fuera de Chile y eso me dio la posibilidad de ir a festivales de cine y todo eso ese mundo gracias a “Taxi para tres”, claro nosotros éramos provincianos del mundo viviendo una experiencia alucinante, pasaron muchas cosas con esa película, fue un gran aporte al cine chileno m izo como un cambió en las historias que se empezaban a contar…

Después vino todo lo relacionado con el “Chacotero” y esta unión con el Rumpy de ahí no paraste de ir arriba y más arriba…

La verdad que …Me gusto el guión po, más que hacer otra película que era alucinante, me gusto el guión sentía que yo podía contar ahí una buena historia y hacer un buen personaje, resolvió muchas cosas también durante la filmación, la historia del “chacotero” de mi historia en la película se resuelve ahí en la misma historia, porque teníamos la duda, si lo pillaban, no lo pillaban , que le sacaban la cresta (que parece que fue lo que ocurrió en la historia real), y todos sentados en la mesa nos dimos cuenta que toso se resolvía “haciendo vista gorda” muertos de la risa, y el personaje que la tenía clara que era el cabro chico se daba cuenta que esta gente adulta se estaban haciendo los “lesos” .

 Hoy todavía tenemos muchos sesgos de la Dictadura ¿Tú sientes una responsabilidad social a través de tus trabajos, de tus personajes?

Evidente, este país sigue manteniendo sus características de latifundio que en el Gobierno de la Unidad Popular, se intentó y en otras épocas de la historia también se intento como la de Balmaceda, también lo intentaron hacer , pero más notorio como en la unidad popular donde se trató de hacer de doblar la mano a este pequeño grupo de poder chileno que controlan todo, y lo que hizo la concertación fue llegar a un pacto de acuerdo pero que en ningún caso provoco un cambio, y en el fondo el cristal con el que se estaba mirando lo ajustó y ese arcoíris paso a ser una especie de espejismo y claro ahora nos estamos dando cuenta , yo no he visto la película del “No” pero es una visión mucho más pesimista, muchos más contemporánea, “la alegría ya viene” .. y cuándo va a llegar , porque esa sonrisa de ese momento, está más parecido a la curva del arcoíris (signo de tristeza) y como actor uno tiene la responsabilidad con lo que uno hace de hecho todos los profesionales , toda persona adulta con mínima opinión tiene el deber, de utilizar esa opinión en transformar , o sea, como te digo chile para mí tiene un desequilibrio total , como entender si eso puede ser positivo o negativo, para mí la situación en que viven los chilenos es una esclavización, hacia la gran mayoría por parte de una minoría, esa es mi opinión y asi se las hago saber a mi hijos y asi trató en cierto de manifestarlo con los trabajos que acepto hacer y creo que las instituciones, Chile tiene un deber social que cumplir que es igualar, equilibrar, somos una país desequilibrado, Santiago es otro país insisto, en relación al resto de las provincias

Esta “mal pelado el chancho”…

Esta “mal pelado el chancho”, “mal repartida al torta” y así sucesivamente una serie de frases, pero no puedo como actor, como artista mantenerme al margen de lo que creo y a través de mi profesión de mis trabajos que acepto hacer , lo mínimo que puedo hacer es un aporte para tomar conciencia , sobre todo a la gente joven en ver en lo que estamos convertidos, porque tiende todo el sistema un poco a encandilarte, a atontarte en sí, y ejemplos como ese hay muchísimos.

Daniel ¿por qué crees que la serie “Los 80” ha tenido ese nivel de interpretación con el público?

Si uno hace una curva de cómo empezó al serie a lo que se está transformando ahora, es como la familia chilena fueron perdiendo esa simpleza de la vida y se fueron transformando en la sociedad que somos ahora, que no puedo decir si es algo bueno o malo, es lo que somos ahora, y la serie ayuda a buscar las comparaciones y ahí cada uno vea “no si realmente vivíamos como el hoyo en los ochentas” u otros “ todo tiempo pasado fue mejor”, es generara ese entendimiento en la gente que no quede, alienada, ¿Qué cosa? ¿Qué? ¿No sé? , y la serie aporta a eso, de hecho hoy me entrevistaban por la nueva Ley de tabaco y que pasaba con el personaje (que prohibiría el fumar en medios masivos de Tv) la serie es un referente, ese es un tremendo aporte que hacemos, y como la sociedad cambió políticamente, una sociedad que enfrentó un sistema a una sociedad totalmente alienada hoy en día, y este cambio que se produce fue alienar este movimiento de las masas , este movimiento social, que de repente aflora… por twitter hoy se organizan caceroleos así espontáneamente y yo encuentro maravilloso eso, las juventudes se organizan, hay efervescencia social , que fue un tiempo alienada por este especie de “trato” que provoco el arcoíris, por suerte el germen está presente, me tiendo a ir por las ramas porque el tema es demasiado amplio, no es una serie, no es un trabajo para televisión, es una opinión a través de las armas que uno maneja, de lo que es y lo que debería ser como mejorarnos como sociedad y como personas y esa opinión la hacemos a través de los personajes de la serie, una serie importante, referentes, histórica como es “los 80”. Y lo que te dije ahora es La Pulenta !

 



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*