[Análisis] ¿Quién domina el Mundo? de Noam Chomsky

El lingüista, filósofo,  intelectual y docente emérito del MIT,  comienza este libro de 400 páginas con una pregunta: ¿Quién gobierna el mundo? se podría decir de inmediato que los estados o naciones más poderosas, pero esto puede engañarnos o sin duda llevarnos al error. Los estados tienen culturas complejas y las decisiones las toman los que acumulan poder interno en muchas ocasiones las élites financieras. La población es marginada de las decisiones importantes.

No hay que olvidar a los “amos de la humanidad”, como lo expresaba años atrás Adam Smith. “Todo para nosotros y nada para los demás” es la máxima de los que manejan el capital financiero internacional. Hoy los “amos de la humanidad” serían los conglomerados agrupados en empresas multinacionales, las grandes instituciones financieras o los imperios comerciales globales.

El intelectual, nacido en Filadelfia hace 90 años, cataloga al G7 de subordinados de Washington, y asegura que han sido las administraciones de Ronald Reagan en los 80, de Bill Clinton en los 90 y de George W. Bush en los 2000 las que han causado más estragos en regiones tercermundistas como Medio Oriente y Latinoamérica. Esto, con el objetivo de mantener su hegemonía cultural y económica.

La revista The New York Review of Books describe este libro como “una polémica concebida para sacar a los estadounidenses de su autocomplacencia”. La obra recuerda los cientos de actos en los que EEUU ha estado implicado apoyando directa o indirectamente a gobiernos totalitarios, impuestos por golpes de estado y violadores de Derechos Humanos (como las dictaduras de Brasil, Argentina y Chile claramente), y todas las oportunidades en que, bajo el argumento de “velar por los intereses del país”, ha ayudado a cometer atrocidades contra la humanidad en estos últimos 40 años de “política internacional”.

último libro de chomsky

Si leemos con atención esta obra de 400 páginas encontraremos que las ideas centrales del libro de Chomsky apuntan a :

> Las grandes corporaciones tienen enorme poder dentro de los Estados de los cuales dependen.

Las instituciones de los “amos de la humanidad” tienen enorme poder tanto en el país como internacionalmente. Acuerdos internacionales como los derechos de inversión garantizados con llamados “Acuerdos de libre comercio”.

> Los ciudadanos se niegan a aceptar el papel de espectadores que les asigna la teoría democrática liberal.

El desprecio de las élites hacia las clases más bajas ha adoptado distintas formas. La actual es la llamada a la pasividad y obediencia por parte de los liberales que no quieren la democratización popular de los años sesenta.

> El apoyo a la Guerra de Irak apenas llegaba al 10% según encuestas internacionales.

Se desencadenaron protestas en todo el mundo, como en EEUU, tal como se hacía en 1967 contra la Guerra de Vietnam, pero eso no impidió su realización y catalogación como “guerra liberadora y resguardadora de la paz mundial”

> Desde el final de la Guerra Fría el abrumador poder de las fuerzas armadas de EE UU ha sido la realidad central de la política internacional.

Esto se ha manifestado en tres regiones:

  1. Asia Oriental. La armada americana trata al Pacífico como un lago de EEUU.
  2. Europa. Desde la OTAN, es decir, EEUU (ya que paga tres cuartas partes de los gastos) garantiza la integridad de los estados miembros.
  3. Oriente Medio. Las enormes bases navales y aéreas de EEUU “existen para asegurar las alianzas e intimidar a los rivales”. Aunque se encuentran en entredicho por la intervención de Rusia en Ucrania y Siria y por China que patrulla por sus cercanas aguas del Pacífico.

> La Organización de Cooperación de Shangai, liderada por China, podría convertirse en un equivalente a la OTAN.

En 2015 China estableció el Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras. En ello participaron 56 naciones. El nuevo banco podría ser un competidor del FMI y el BM.

> La guerra contra el terrorismo original se ha eliminado silenciosamente de la historia.

Cuando empezó era en una pequeña parte de Afganistán. Las negociaciones para que entregaran a Bin Laden se sustituyeron por la violencia a gran escala, no para destruir a los talibanes, sino por el desprecio de EE UU a ellos.

> Negociaciones políticas serias con los talibanes podrían haber puesto en manos estadounidenses a los sospechosos del 11S.

Los bombardeos de EEUU en octubre de 2001 fueron condenados por muchos opositores, pero Bush dijo “No me importa lo que digan las leyes internacionales. Vamos a patearles el culo”.

> La invasión de Irak sin pretexto verosímil es el mayor crimen del siglo XX.

Murieron cientos de miles de personas. Generó millones de refugiados. Destruyó el país. Creó el conflicto sectario: en EEUU se la llama la “liberación de Irak”.

También se ha intervenido en Libia. Ahora base para la expansión yihadista en África y envía refugiados a Europa. Algunas crónicas le llaman “Intervención humanitaria”.

Resumiendo.

Magnífica exposición de Chomsky, sin tapujos, descarnado, muy documentado. Denuncia lo que hacen los poderosos. Crítico contra la política exterior de EE UU y el peligro que supone para los bienes del orbe una guerra nuclear. Explica como se ha llegado a ser imperio. Lo que no dicen los políticos americanos: La población americana es llevada al consumismo y al odio al débil, mientras a los poderosos se les deja hacer lo que quieran.

EE UU debe ser controlado, analizar porque tiene un poder tan fuerte. y salvaguardar la seguridad mundial es tarea de todos, no solo de un país.

 



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*