[Comentario/Cine] El Secreto de Adaline

¿Cómo sería tu vida si dejaras de envejecer en el mejor momento de tu madurez? ¿Cómo sería si a los 29 años de edad, tu salud y tu belleza nunca se fueran? Si tu respuesta es feliz, deberías preguntarte por el costo y seguir leyendo la columna de cine del periódico “La Pulenta”.

El joven director Lee Toland Krieger nos trae esta cinta cálida que nos invita a soñar despiertos con la historia de Adaline Bowman, nacida en el año 1908, quien tras un accidente automovilístico deja de envejecer justo antes de cumplir su tercera década de vida. La joven, con una hija pequeña y un marido fallecido, al poco tiempo se da cuenta de que su inusual condición la condenará a vivir ocultándose y cambiando de identidad cada diez años hasta llegar al 2014, donde un evento tremendamente común le hará querer cambiar la vida que ha llevado durante los últimos 78 años.

La actriz y modelo Blake Lively, conocida por su rol en la serie Gossip Girl, encarna maravillosamente a la protagonista de este film que nos lleva a pensar no solo en lo mágico de la propuesta, sino que también nos permite hacer una introspección (sobre todo a las chicas) respecto del tema de la edad, la soledad, el costo de la belleza y el amor. Un subtexto entonado armoniosamente con una historia romántica (no cancerígena), que da una vuelta de tuerca simple, explicando la teoría de una posible inmortalidad, sin necesidad de poner cuchillas en los nudillos de alguien, guerreros que se persiguen para cortar cabezas, ni elixir, ni maldiciones, ni pulpos pegajosos.

Esta película, que cuenta con una cuidada fotografía y una pianística banda sonora, relata su cuento sin abusar del flash back, centrando su pulso en la protagonista y presentando la trama en dos actos: el evento mágico y el evento romántico. 113 minutos (y 107 años) en que una bella mujer dejará ir el amor, verá volver la esperanza y luego tendrá que lidiar con el encuentro de todas las sensaciones.

Co-protagonizada por el holandés Michiel Huisman (“Juego de Tronos”) y con la participación del siempre sólido Harrison Ford. La recomendadísima de esta semana, es una película para hacer un conversado after movie de a dos, que hará al espectador reencontrarse con la magia femenina de los veintisiempre y a la vez, re-visitar una disyuntiva típica de nuestra naturaleza humana: la lucha en busca del amor y en contra del paso del tiempo.

por Ellis Cofré

@Eliecer_Cofre

127 total views, 1 views today



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*