[Entrevista] ¿Es posible una Economía Solidaria en Chile?

El libro se titula “Ensayos Sobre Economía Cooperativa, Solidaria y Autogestionaria. Hacía una economía plural”, y consta de una serie de artículos escritos por diversos académicos chilenos, latinoamericanos y uno belga. Fue presentado en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule.

Uno de los grandes hitos que dejó la exitosa 11ª Feria del Libro Infantil y Juvenil de Talca, FILIT-, fue la presentación del libro denominado “Ensayos Sobre Economía Cooperativa, Solidaria y Autogestionaria. Hacía una economía plural”, en el Centro de Extensión de la Universidad Católica del Maule (UCM), ante una gran asistencia de público.

Obra editada por el académico de la Facultad de Ciencias Sociales y Económicas UCM y la Universidad de la Academia de Humanismo Cristiano, Dr. Raúl González Meyer, y compuesta por diversos artículos elaborados por académicos nacionales, latinoamericanos e incluso de Bélgica.

“Nace en el contexto de una preocupación de hace un par de años, una crítica a un periodo que atravesó América Latina, que se define como un exceso de liberalismo y en que las formas de producir, distribuir y consumir han sido miradas desde la visión ultra liberal”, comentó González, quien se mostró muy contento por este logro.

El investigador UCM, además reflexionó sobre el nombre de la obra, ya que “se llama ensayos, porque está visto de distintas perspectivas, algunas más ligadas al catolicismo social, otras a tendencias más descentralizadas del socialismo e incluso liberalismo social”, sostuvo González Meyer, señalando que el fin es reponer y revalorizar formas de producir, de distribuir y consumir que son más asociativas y que ,-según él-, “muestran que la economía no es solo la parte capitalista, el mercado como espacio donde cada uno busca competir y el máximo lucro, sino que tiene muchos otros componentes”, argumentó.

Un libro social

El libro plantea que uno de los grandes desafíos de la sociedad hacia adelante es por un lado robustecer y controlar que no ocurran hechos irregulares, como se han podido ver en la opinión pública el último tiempo.
“La idea es hacer más transparente al Estado, a la economía pública, que tenga más capacidad de regulación, a aquella economía privada que ha ganado un exceso de poder, pero también busca fortalecer el tercer sector, llamado por algunos, o que otros denominan la economía social y solidaria, que tiene componentes autogestionarios y más democráticos”, recalcó Raúl González.

El doctor en Ciencias Sociales también enfatizó que “apuesta a la idea de fortalecer este tipo de experiencias económicas, más asociativas y solidarias, con propiedad compartida. Pueden ser iniciativas muy pequeñas, como un pequeño grupo ecológico en el barrio, que asociativamente decide mejorar el sector hasta una empresa cooperativa que vende lácteos, en esto hay una gran diversidad también”, aportó.

Otro de los puntos en los que hace hincapié es la revalorización de experiencias del mundo indígena, las cuales en un pasado eran miradas con recelo, por estar llamadas a desaparecer en la medida que había progreso.

“Uno de los problemas que tiene el mundo contemporáneo, es la relación con la naturaleza, y la falta de solidaridad en la sociedad hace que eso que fuese mirado con desprecio y propio del atraso, ahora sea mirada paradójicamente como una iluminación a posibilidad futuras”, explicó González Meyer.

Asociatividad universitaria

La publicación de este libro tiene mucho que ver con la reciente constitución de la Red Universitaria de Economía Social y Solidaria (RUESS Chile), -efectuada el 28 de septiembre en la Sede Central Campus San Miguel UCM-, cuyo objetivo es que investigadores de todo el país y grupos de trabajo coordinen y potencien sus aportes en materia de economía social y solidaria.

“Es clave que haya mayor vinculación entre las distintas universidades, ya que efectivamente este proceso es político, pero también intelectual. Es necesario pensar por ejemplo cómo se puede construir y qué políticas puede tener el Estado para desarrollar esto. Es posible una gestión democrática de una unidad empresarial, qué condiciones tienen que darse, entre otros. Son temas que la academia puede asumir y es importante que haya tesis y asignaturas en las que se discuta”, concluyó.



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*