[Opinión] La muerte del formato MP3

Durante los años 80 el cassette era el formato oficial para compartir música. En la pre-era de la Internet el acceso a ella no estaba tan masificado, por lo tanto, su disponibilidad era escasa. Más aún, teniendo en cuenta que muchas veces esta podría haber sido prohibida debido a su contenido o simplemente, ya que no era de gusto masivo.

De todas formas, el cassette no solamente permitía la reproducción musical, sino que también su grabación, lo cual garantizaba el poder compartir la música entre grupos de amigos. Sin embargo, esto cambia diametralmente durante la siguiente década con la llegada del audio digital y el formato CD. La información en la era digital se almacena mediante secuencias de bits y la cantidad necesaria para almacenar un segundo de audio es del orden de los millones de bits.  Al reducir la cantidad de bits que se requieren para tener audio de calidad de CD, se produce la misma sensación auditiva que se genera al realizar una copia de un cassette a partir de otra copia, es decir, se reduce la calidad del audio.

A partir de diversos estudios psicoacústicos realizados por investigadores del Instituto Fraunhofer en Alemania, se crea un algoritmo de compresión de audio denominado MPEG-1 Capa 3 o MP3. Este algoritmo tiene la particularidad de alcanzar tasas de compresión eficientes, es decir, que con archivos suficientemente pequeños podemos reconstruir el audio decodificado (casi) exactamente como era antes de la compresión. La clave de este éxito es la llamada “codificación perceptual”, la cual utiliza una cuantización equivalente a la del oído humano y logra descartar información inaudible.

Otro factor en el éxito del MP3 como formato de codificación de audio fue la baja complejidad y la posibilidad de desarrollar diversas tecnologías habilitantes, tales como los reproductores digitales y los sitios de distribución de música como Napster. El desarrollo de éstas tecnologías contribuyeron al éxito del formato MP3 y su consolidación en la distribución de música en la era digital.

Los sitios de distribución de música dan paso a los sitios de streaming, los cuales requieren formatos de compresión aún más eficientes de manera de aprovechar el ancho de banda disponible. Por lo tanto, el 23 de Abril del 2017 el Instituto Fraunhofer anuncia el término del contrato de licenciamiento del formato MP3. Para su servicio Itunes Music, Apple utiliza el formato AAC (Advanced Audio Coding) a 256 Kbps y Spotify utiliza el formato Ogg Vorbis a 320 Kbps. En particular, el formato AAC sigue el mismo paradigma que MP3, pero utiliza una nueva codificación que mejora la calidad del audio con mayores tasas de compresión.  Por lo tanto, lejos de hablar de la muerte del MP3 debiéramos hablar de su legado y el desarrollo de nuevas tecnologías para la codificación de audio. Muchas de estas tecnologías ya están disponibles, pero se esperan nuevos avances en el desarrollo de experiencias inmersivas de audio que estarán disponibles en dispositivos de realidad virtual y aumentada.

4,290 total views, 9 views today



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*