“Poemas de las madres” de Gabriela Mistral con ilustraciones de André Racz

Esta reedición 2015 es una mirada renovada tanto en lo estético como en el contenido teórico de esta obra, gestada por André Racz y su amiga Gabriela Mistral. Cuenta además con el estudio original de Antonio Romera, un texto dedicado a André Racz por su amigo Arthur Danto, las cartas de la correspondencia personal entre Mistral y Racz, y una investigación de Álvaro Cárdenas en torno al artista, entre otros documentos.

Los Poemas de las Madres aparecieron en la primera edición chilena, corregida y aumentada, de “Desolación”, publicada en 1923. Luego, en 1950, se publican disgregados de su obra cumbre, acompañados de 63 dibujos de los cuadernos de André Racz, artista rumano, de gran reputación como grabadista, dibujante y pintor, pero hasta hace poco un desconocido en Chile (Antonio Romera, crítico de arte chileno fundamental, participa con un estudio sobre su vida y obra).

Racz viene a nuestro país por primera vez en 1946, para luego tener cortas estancias en 1950, 1951 y 1957, en las que expone sus obras, dicta conferencias de arte norteamericano y enseña grabado en la Universidad de Chile. Establece en esos años contactos y amistades artísticas relevantes, como por ejemplo Pablo Neruda, Augusto D’Halmar y Gabriela Mistral en las letras; Claudio Arrau y Juan Orrego Salas, en la música. Reside en Nueva York cuando conoce a la hermana de este último, la mezzosoprano Teresa Orrego Salas; se enamoran y se casan. La gestación, embarazo y el nacimiento de su primer hijo, en 1948, inspiran algunas series de bocetos, pinturas y grabados al buril (técnica que aprendió de su maestro Hayter) en torno a la Maternidad. “Poemas de las Madres” nace de las largas conversaciones con Gabriela, en que ella le hablaba de su niñez, de las escenas de su juventud y de su querido Valle del Elqui.

Ediciones Radio Universidad de Chile edita y presenta esta obra presente en las más importantes librerías del país, también se puede adquirir en la misma emisora ubicada en Miguel Claro 509.



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*