[TeleVidentes] Prison Break: Cuando eres mejor encerrado #Series

la serie regresa este 2017 por su quinta temporada, y esta se plantea como para cerrar o ampliar cosas inconclusas, o arreglar errores pasados

Después del fenómeno que fue “Los Sopranos”, las series tomaron un nuevo rumbo: mejor producción, mejores historias, grandes personajes y una calidad que hasta el día de hoy se ve mucho mejor creativamente que el cine. Los 2000 nos trajeron series por montones e imborrables hasta el día de hoy.

Prison Break fue una de estas, creada por Paul Scheuring y producida por Adelstein-Parouse Productions en asociación con Original Television y 20th Century Fox Television, se estrenó en la cadena norteamericana Fox el 29 de agosto de 2005 y terminó el 24 de mayo de 2009 luego de su cuarta temporada. La Historia trata de un hombre llamado Lincoln Burrows (Dominic Purcell) que es llevado a la cárcel condenado a pena de muerte por el crimen del hermano de la Vicepresidenta de los Estados Unidos. Su hermano Michael Scofield (Wentworth Miller) elabora un plan para salvarlo  con la peor idea posible: Quedar encerrado en la misma prisión que su hermano.

Michael antes de entrar a la prison de Fox River, elabora durante un largo tiempo un intrincado plan que significaba estudiar cada lugar, plano y hasta el ultimo detalle para buscar la mejor forma de tener los planos a su alcance para ejecutar el escape: tatuarse todo el cuerpo con mensajes encriptados, lo que serviría para saber donde moverse y que hacer al escapar. A un mes de la ejecución de su hermano Michael logra entrar a la cárcel.

Pero las cosas no salen como siempre se esperan y terminan involucrados con los peores elementos que una carcel gringa puede ofrecer: violadores como T-Bag, Lunáticos como John Abruzzi, el oportunista Benjamin “C-Note” Franklin y otros mas que ven en los hermanos la posibilidad de escapar. Tanto la primera como la segunda temporada son redondas, con buenas actuaciones y dejando en claro que incluso el plan mas elaborado puede tener grandes inconvenientes.

 La serie durante las dos primeras temporadas mantiene el suspenso y acción con actuaciones memorables, un guión redondo y de calidad. La producción logra entregar un producto de calidad gracias en parte a su originalidad. Lamentablemente la tercera y cuarta parte de la serie se vería afectada por la huelga de guionistas durante el 2007 y el 2008, lo que termino en que la tercera temporada solo durara 13 episodios y no 22 como las primeras dos; ademas la historia perdió fuerza y de apoco se convirtió en otra cosa, llevando a los personajes a lugares extraños, personajes innecesarios y situaciones inverosímiles. La cuarta temporada era la llamada a terminar con todo, dejar sin cabos sueltos y terminar la historia de alguna forma, lamentablemente la serie engordó para terminar flaca y lo que empezó como una gran historia de fuga de la cárcel, digna del guión de “El Fugitivo”, termino siendo una serie sin sentido, casi como una película de Tom Cruise.

Pero como nada es imposible la serie regresa este 2017 por su quinta temporada, y esta se plantea como para cerrar o ampliar cosas inconclusas, o arreglar errores pasados. Finalmente Prison Break quizás no sea recordada como una de las grandes series de todos los tiempos, pero si se puede decir que es una historia original que puede defenderse sin problemas. No podemos dejar de pensar que (a veces) cuando una serie sabe retirarse lo hace con un buen recuerdo que vale la pena, lo cual es mucho mejor que morir en el olvido, encerrada en una cárcel de repeticiones.

por Fabián Z.



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*