[Reportaje Gráfico] Andrés Opazo – La vida de un jugador de Quadrugby

Andrés Opazo vive solo en una casa en Maipú, un lugar que ha ido adaptando de a poco para su comodidad. Su rutina va de su casa al gimnasio de entrenamiento del quadrugby, donde lo conocí hace un par de años. Sorprende ver con la naturalidad que se desenvuelve en la cada vez más difícil ciudad de Santiago y por las conversaciones es natural, siempre aspiró a ser independiente.

El año 2009, con 24 años, sufrió un accidente en la piscina de un amigo que lo dejó tetrapléjico. Desde ahí tuvo que someterse a operaciones y tratamientos que lo hicieron dependiente de otras personas por un buen tiempo. Desde entonces su vida transcurre sobre una silla de ruedas, pero con fuerte voluntad no ve en esto un impedimento. Superada esa etapa el propósito fue siempre hacer de todo como viajar sólo con su silla a las Torres del Paine, San Pedro o Temuco a someterse a sesiones de tatuaje que le cubren gran parte del cuerpo. Su única preocupación en el periodo de rehabilitación fue no poder volver a tener sexo, “por suerte eso no paso” me comentó entre risas.

Su autonomía también le permite ser crítico con las personas en su misma condición y con quienes tienen un concepto asistencialista sobre las personas en situación de discapacidad. No tolera ayudas a menos que lo pida o permita, como tampoco soporta a los que viven esperando que los ayuden en todo. Ya más de una vez ha caído de su silla de ruedas provocado porque gente le quiere ayudar sin consultarle. Eso le molesta mucho.

Andrés es Ingeniero en Administración de Empresas, pero tiempo después de su recuperación dejó el trabajo en el que estaba para vivir de lo que le deja el seguro de invalidez. Esto lo hizo para dedicarle tiempo al deporte, el quadrugby o rugby en silla de ruedas, que algunas satisfacciones le dado como la participación con el seleccionado nacional en los Juegos Parapanamericanos de Toronto el 2015. Varias veces pude acompañarlo en los trayectos al lugar de entrenamiento, que se hacían largos y tediosos dejando en evidencia a una ciudad poco solidaria y preparada para el desplazamiento en una silla de ruedas.

Consciente de que no puede vivir eternamente de lo que le entrega el seguro, uno de sus anhelos es montar una empresa de importación de artículos a bajo costo para deportistas y personas en situación de discapacidad. Así de pasada ayuda a incentivar el deporte en una parte de la población bastante ignorada en el diario vivir, de los que se acuerdan, con suerte, un día en el año.

Es difícil no sentir un poco de vergüenza después de conocer a Andrés , a veces sobre-dimensionamos obstáculos o desafíos y nos echamos a morir por nada. Es difícil imaginar lo que debe ser cambiar las perspectivas de tu vida por completo después de un accidente o cualquier hecho fortuito con carácter de tragedia. Lo de Andrés es superhumano, tener la actitud, cara y convicción firme para seguir adelante. Para eso hay que ser valiente.

Por Diego Sandoval N.

La Vida de un Jugador de QuadRugby

10,643 total views, 2 views today



5 comentarios en [Reportaje Gráfico] Andrés Opazo – La vida de un jugador de Quadrugby

  1. Felicitaciones, un buen incentivo para seguir avanzando en mi independencia.
    Siempre es bueno acercarse a las personas y conocer un poco su mundo más íntimo.
    Un abrazo Andrés!

  2. Fue un placer conocerlos muchachos en el rugby, espero seguir viéndolos algo saldrá,como saben estoy enfocado en nuevas cosas, les deseo lo mejor y mucho éxito en todo. abrazos..

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*