[Tendencias] Depresión: El Mar donde vive La Ballena Azul

¿Eres feliz? ¿Crees que la felicidad son sólo momentos? ¿Has tenido o conoces a alguien que haya tenido depresión? En La pulenta queremos leerte y abrazarte con nuestras palabras.

Según cifras que dio a conocer la Organización Mundial de la Salud (OMS), en Chile más de ochocientas cuarenta mil personas mayores de 15 años padecen de depresión, o sea, el 5% de la población.  Además con el ingreso en 2005 de la depresión al plan AUGE, aumentó considerablemente la cobertura de su tratamiento: la Superintendencia de Salud registra más de un millón 60 mil casos ingresados a través de Fonasa y otros 245 mil a través de Isapres. Otro dato a considerar es que Chile es el segundo país de la OCDE, después de Corea del Sur, donde se ha incrementado la tasa de suicidios juveniles, lo que nos lleva a preguntarnos ¿por qué no somos felices?

Puede ser debido a altas jornadas laborales, lo que no permite llevar a cabo una vida familiar plena, lo que es una gran base de amor y contención para cada persona, o quizás es la frialdad del trato entre nosotros, la poca empatía con el dolor ajeno, los gobiernos que cada vez tienen menos credibilidad o simplemente porque nos cansamos de esperar la alegría prometida hace más de 20 años.

Entonces Chile ha sido catalogado como uno de los países más depresivos del mundo, pero el Informe Mundial de Felicidad de la ONU anunció exactamente contrario ¿tiene esto sentido?. El psicólogo Gonzalo Pérez en la Universidad del Pacífico, indicó que “Chile será objetivamente muy feliz como sociedad, pero subjetivamente es uno de los países más depresivos del planeta”.

El hecho de vivir en un país catalogado como depresivo no quiere decir que debamos quedarnos ahí, si algo nos han enseñado las múltiples catástrofes a las que nos hemos enfrentado como nación, es a saber levantarnos. Claro, la diferencia es que ahí estamos todos juntos, es distinto cuando se trata de uno solo dándose fuerza. Es por esto que queremos darnos un empujoncito (hoy por ti mañana por mí) así que si lees esto, te invitamos a hacer 3 actos muy simples:

1- la próxima vez que salgas a la calle: sonríe. Sonríele al señor que vende el diario, sonríele a la señora “velociraptor” que te quitó el asiento en el metro, sonríele al escolar con cara triste que posiblemente está pensando  en la ballena azul; o sólo sonríe, la alegría es contagiosa.

2- Abraza a alguien, puede ser una amiga, tu pareja, tu gato o un compañero de trabajo que veas estresado (obviamente con su consentimiento, no queremos tragedias y/o demandas). El contacto físico es primordial para “viralizar” el amor.

3-Haz un listado de las cosas que te hacen feliz y pégalas en lugares visibles de tu casa, te sentirás un poco mejor al verlas de improviso y sonreirás, lo que nos devolverá al punto nº 1.

La depresión es ese ente silencioso que entra en tu cuerpo y trastorna tu vida hasta llevarla a una constante tragedia, una sensación de vacío e insatisfacción que va mas allá de una mal día o una situación puntual; hace que las cosas que antes amabas ahora pierdan su valor. Un buen ejemplo de ello es este video en donde puedes saber más sobre el “compañero” que nadie quiere tener.:

Lo importante dentro de todo es que sabemos que este es un mal que afecta a muchos de nosotros y que debemos hacer algo para cambiarlo. Este es el mar donde nada la tristemente famosa “Ballena Azul”, pero está en nosotros el poder de salir a arponear a este o cualquier fenómeno que promueva la infelicidad o la muerte; porque aunque tu jefe te explote, el gobierno te robe o tu pareja te haga sufrir, recuerda que la vida es mucho más que eso… en realidad, la vida es pulenta 😉

por @Paulipi_Elgueta

3,797 total views, 1 views today



Se el primero en comentar

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*