Inicio Cine y Películas el Mundo del Hip Hop esta de Duelo Adolfo 'Shabba-Doo' Quinones mas...

el Mundo del Hip Hop esta de Duelo Adolfo ‘Shabba-Doo’ Quinones mas conocido como Ozone

Adolfo Gutierrez Quiñones o Adolfo Gordon Quiñones, conocido profesionalmente como Shabba-Doo, fue un actor, bailarín y coreógrafo estadounidense de ascendencia afroamericana y puertorriqueña.

llegando a la fama con una de las cintas mas vistas en los años 80s

BEAKIN     hoy fallece a la edad de 65 años fue un pionero del LOCKING y POPPING en los años 70s

Shabba Doo, 1986. (Photo by Getty Images)

Biografia
Adolfo Gutierrez Quiñones o Adolfo Gordon Quiñones (las fuentes difieren) (nacido el 11 de mayo de 1955), conocido profesionalmente como Shabba-Doo, es un actor, bailarín y coreógrafo estadounidense de ascendencia afroamericana y puertorriqueña. Quiñones es quizás mejor conocido por su papel de Orlando «Ozone» en la película de breakdance de 1984 Breakin ‘y su secuela, Breakin’ 2: Electric Boogaloo.
Carrera profesional
Como miembro de The Original Lockers junto con Don «Campbellock» Campbell, Fred «Rerun» Berry y Toni Basil, Quiñones se convirtió en uno de los innovadores del estilo de baile comúnmente conocido como lockers. Su papel más conocido fue el de Ozone en la exitosa película de culto de 1984, Breakin ‘, así como en su secuela, Breakin’ 2: Electric Boogaloo. Quiñones también apareció en Rave – Dancing to a Different Beat, que también dirigió. Hizo apariciones especiales en programas de televisión, incluyendo The Super Mario Bros. Super Show !, Married … with Children, Miami Vice, What’s Happening !!, Saturday Night Live y Choose Your Own Adventure de Lawrence Leung. Quiñones está escribiendo A Breakin ’Uprising. Además de actuar y bailar en el cine y la televisión, Quiñones se ha desempeñado como coreógrafo de muchos cantantes, como Lionel Richie, Madonna y Luther Vandross. Fue bailarín principal y coreógrafo principal de Who’s That Girl? De Madonna. Gira en 1987. Se desempeñó como coreógrafo de la comedia de situación de MTV de Jamie Kennedy, Blowin ‘Up. Coreografió la actuación de Three Six Mafia en la 78ª edición de los Premios de la Academia; el grupo ganó el Oscar a la mejor canción original por su canción «It’s Hard Out Here for a Pimp». Apareció en el video musical de la canción de 1984 de Chaka Khan «I Feel for You».

Início de Vida
Quiñones nació y se crió en Chicago, Illinois; su padre era puertorriqueño y su madre era afroamericana. Su madre lo crió como padre soltero desde los tres años. Tiene una hermana menor, Fawn Quiñones, que también era bailarina y aparecía con frecuencia en el programa de televisión de variedades musicales Soul Train.

 

Películas y Series de TV en las cuales participo

2014.

1 Película

1995.

1 Película

1993.

1 Película

1991.

1 Película

1990.

2 Películas

1989.

1 Película · 1 Serie de TV

1987.

1 Película

1984.

2 Películas · 1 Serie de TV

1983.

1 Película
Última actualización: 
Este artículo utiliza material del artículo de Wikipedia «Shabba_Doo», que se publica bajo la licencia Creative Commons Attribution-Share-Alike License 3.0.
NOTA CURIOSA

¿Por qué la extrema derecha está obsesionada con la película «Break Dance 2: Electric Boogaloo”?

Grupos radicales pro armas han tomado el nombre de la película de los 80 como broma para remarcar que regresa “la segunda parte de la guerra civil americana”

Si alguien vio en su niñez la película “Break Dance 2: Electric Boogaloo” no entenderá por qué iba a estar esta película asociada con la extrema derecha. Pero lo está, hasta tal punto que el grupúsculo más extremista y radical de la nueva ultraderecha estadounidense se llaman “boogaloos”. Todo empezó como una broma. Muchos consideran aquella segunda parte como una de las peores de la historia y se ha asociado a lo malas que son todas las continuaciones que buscan rascar de forma fácil el dinero de los fans. Los radicales han tomado esta idea y han empezado a hablar de “La guerra civil: electric boogaloo” por el cariz que va tomando el país estadounidense. A partir de allí se les ha quedado el nombre de “boogaloos bois”. ¿Es serio que una broma de nombre a un grupo violento? No, no lo es, el absurdo es completo, pero el daño de sus acciones sigue siendo fatal.

Su nombre ha corrido como la pólvora en las redes sociales y sus actuaciones, en medio de las protestas por la muerte de George Floyd y el movimiento Black Lives Matter, ya han provocado graves altercados. Su nombre completo sería anti-government boogaloo. Aseguran que el Gobierno intentará confiscar las armas de la población y entonces, como reacción, nacerá la segunda guerra civil. En principio, su ideología no es estrictamente supremacista blanca, pero muchos de estos se han añadido. La diferencia es que los boogalos centran sus obsesiones bélicas contra el gobierno y los liberales, no contra grupos raciales.

Su popularidad ha crecido en el último año y según los últimos estudios, más de 20.000 personas se han unido a grupos de facebook que preconizan sus ideas sólo entre el pasado marzo y abril. En dichos grupos se encontraron discusiones sobre estrategias tácticas, armas y creación de explosivos. Ha llegado a tal extremo que Facebook ya ha afirmado que no recomendará dichos grupos a otros usuarios de su red social. La semana pasada, por ejemplo, dos de los tres detenidos en Las Vegas por planear actos de violencia contra las protestas antiracistas participaron en algunos de estos grupos.

La película “Break dance 2: Electric Boogaloo” se estrenó en 1984 por la icónica productora Cannon, que se especializó en grandes producciones de serie b de la época. La primera película “Break dance” era un producto que quería capitalizar la popularidad de esta nueva rama de baile y presentaba a tres personajes principales, Ozono, Turbina y Kelly. Ellos eran bailarines callejeros y ella una estrella en ciernes del ballet. Al final, unían sus mundos y conseguían revolucionar los escenarios. Entre los personajes figuraba un joven Ice-T haciendo de mc y dj. El éxito fue instantáneo y en seguida se puso en marcha la producción de la siguiente película. En esta ocasión, la historia era más sencilla. Ozono y Turbina dirigen una especie de gran centro cultural donde la gente del barrio va a bailar, pintar y actuar. Los poderes económicos entonces intentarán tirar el edificio abajo para construir un centro comercial. El objetivo de los protagonistas será impedirlo. ¿Cómo lo conseguirán? Como no, bailando, recaudando fondos en una especie de proto crowdfunding que hará bailar hasta a los trajeados hombres blancos. En la banda sonora había grandes canciones como “Din Daa Daa”, de George Kranz, “I believe in the beat”, de Carol Lynn Towes, y por supuesto la homónima “Electric boogaloo”, de Olly & Jerry.

La respuesta del público no fue tan entusiasta como en la primera parte. La sensación es que era lo que se llama un “crash grabber”, un producto para exprimir lo que está de moda antes de que ésta pase. Sin embargo, sigue teniendo grandes números de baile y respira el mismo espíritu naive que la primera. Si “Beat street” mostraban el lado oscuro y marginal de la nueva cultura hip hop de la costa este, “Brakin’”, su título en inglés, quería ser una propuesta más colorista y luminosa que enseñase el poder transformador de la nueva cultura.

A partir de entonces “Boogaloo” entró a formar parte de la cultura popular como intento desesperado de hacer dinero rápido y ha dio parodiado en el cine y en la televisión infinidad de veces. Ojalá la guerra civil que anuncian estas milicias de extrema derecha se resuelva con una batalla de baile.

Los que no entienden qué demonios está pasando son los protagonistas de la película, los bailarines Adolfo “Shabba-Doo” Quiñones, que interpetaba a Ozono, y Michael “Boogaloo Shrimp” Chambers (Turbina). “Esto sólo demuestra el momento más extraño que nos ha tocado vivir. Es realmente bizarro. La verdad es que he visto cómo han utilizado la palabra en todo tipo de contextos durante estos años, por lo que no me sorprende, pero sigue siendo extraño”, afirmaba Quiñones, cuya carrera incluye videoclips de Madonna, la serie “Corrupción en Miami” y películas como “Lambada” o “Tango y Cash”.

Para Quiñones, los que ahora se denominan Boogaloo bois, “no tienen nada que ver con bailarines callejeros”, así que no ve ninguna relación entre el título de la película y lo que representan. “La estupidez es la estupidez, da igual el nombre que utilices para describirla”, concluyó. “Espero que, de una forma y otra, las resoluciones pacíficas de la humanidad prevalecerán y podamos enseñar nuestros colores como hijos de Dios”, aseguró Chambers, ahora un devoto cristiano.

Lo cierto es que el término “boogaloo” entre grupúsculos de la extrema derecha se inició hace unos 15 años, pero ha sido en el último año en que su popularidad se ha disparado. En sus inicios, “boogaloo” quería significar algo extraordinario, fuera de lo común, y que su utilización por las ramas extremistas era un intento de dar un toque moderno y “cool” a sus atávicas ideas. La verdad es que volver a ver “Break dance II: electric boogaloo” sigue siendo un magnífico placer culpable. Esperemos que nadie lo estropee.

Shabba Doo, 1986. (Photo by Getty Images)

 

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario
Por favor ingresa tu nombre

mas leidos

Persecución y Tiroteo en Providencia

La calle Bilbao mantiene el tránsito restringido entre Miguel Claro y Román Díaz en ambos sentidos. Según indicó la teniente coronel Natalia Gutiérrez, de la...

Nakasone a la Constitución?

Como si se tratase de un reality show o Nakasone hubiese estado a cargo de algun comite, los partidos políticos ponen sus fichas en...

I ll Be Back – Longueria renuncia a la Política… nuevamente

Longueira ReReRenuncia a la política. Una de las noticias mas tristes para los militantes Udi más Cartagena menos Cachagua, tambien llamados "Pungueiras" en la...

Financiamiento Popular, la escucha telefónica que enreda a Jadue

Definitivamente esta no fue una buena semana para los emperadores supremos, el domingo nos desayunamos con la grabacion de Dony Trump insitando a un...

Pdi Allana Muni y Corporación de Recoleta

Al mas puro estilo de los tiempos de Gonzalo Cornejo, otra vez es allanada la municipalidad de Recoleta junto a la Corporación Cultural que...